abril 9, 2018 lamatrio

Mentorado 4. Empezando a contar

La semana pasada ocurrieron varias cosas interesantes relacionadas con nuestro mentorado de formación en narración oral. El lunes, acompañamos a Pep a la Radio Castilla La Mancha para participar del programa “Las dos miradas”, junto a Juan Solo y Lorena Motos. Donde, cada lunes invita a una bibliotecaria y a un narrador o narradora oral para hablar de literatura y narración. El programa del lunes pasado comenzó con una mención importante al Día de la Literatura Infantil y Juvenil, que se celebra cada 2 de abril en recuerdo del nacimiento deHans Christian Andersen, considerado como el primer escritor de literatura infantil. 

En nuestro turno, hablamos un poco del panorama de la narración en Chile y de lo que significa ser un autor y narrador oral (en el caso de Andrés). Al final, Andrés recitó el poema “La madre del cordero”, del gran Tito Fernández. Pueden escuchar el programa aquí.

El día jueves, en tanto, La Matrioska tuvo su primera presentación en España (y de paso, en Europa), con el espectáculo “Cuentos para reír y soñar” presentado en la Biblioteca Pública de Cabanillas del Campo. La sala se llenó para escuchar estos cuentos traídos desde Chile y nos hicieron esta bonita nota en el Ayuntamiento, que pueden leer aquí.

 

Sin embargo, lo más interesante para nosotros vino después, cuando Pep y el narrador Manuel Légolas, del grupo Légolas (organizadores del Festival Alcalá Cuenta, el cual tendrá lugar este fin de semana y esperamos ansiosos) nos hicieron algunas críticas constructivas sobre nuestro trabajo, mientras tomábamos una merecida cerveza. La posibilidad de que narradores con años de

 

experiencia puedan comentar aspectos de tu trabajo es muy interesante. Nos hicieron pensar en algunas cosas que hemos mantenido desde que empezamos a contar, quizá porque en algún momento necesitamos paliar nuestra inexperiencia, pero que en este momento de nuestra carrera, cuando ya tenemos recursos narrativos suficientes para sostener una historia, se pueden hacer innecesarias. Por ejemplo: el uso de algunos instrumentos musicales. Mucho que pensar y trabajar en estos días.

 

 

La semana terminó con el lanzamiento del libro “Los días pequeños”, de Pep Bruno, en Madrid. Un evento muy emocionante, y un libro sencillo y divertido que devoramos en apenas un día. Un libro que habla de un pueblo, que es, en el fondo, el pueblo de todos los que tuvimos pueblo o soñamos con haberlo tenido.

En estos días, preparamos nuevas historias para contar a dúo, con la guía de Pep. Y no podemos dejar de pensar en que un Mentorado es una de las mejores formas de aprender. Ojalá todo el mundo tuviera esta oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.